email de contacto con el Grupo SEO-Segovia: seo-segovia@seo.org

lunes, 23 de enero de 2017

La biodiversidad en las aulas


La Educación Ambiental es un término formado en los años 70, por la preocupación ante el deterioro ambiental. Este término ha evolucionado desde un enfoque centrado en el medio natural hasta llegar a las empresas, a las asociaciones ciudadanas y… al sistema educativo. Aquí es donde nosotros aparecemos en escena. Cada año el grupo local de SEO Segovia, en coordinación con SEO Madrid y en colaboración con el Ayuntamiento de Segovia, organiza seminarios sobre “biodiversidad urbana” en los centros escolares de la provincia. Concretamente, este año han estado destinadas a colectivos de secundaria.
Candelas con los chicos de la Coperativa Alcazar.
Tras una breve introducción sobre la organización de SEO. Comenzamos preguntando a los alumnos “¿qué es eso de la biodiversidad?”. No es un concepto fácil de definir, ya que ni los mayores expertos se aclaran. Puede hablarse de biodiversidad a nivel de ecosistema, de comunidad, de especie o incluso a nivel genético. En este caso, el principal objetivo es que los chavales adquieran conciencia de la riqueza natural que los rodea y se sensibilicen por ella. Animando a un cambio de valores y comportamientos. Hablamos sobre plantas, hongos, invertebrados, anfibios, reptiles, mamíferos y aves. Digo “hablamos” porque esta actividad es de ida y vuelta: los monitores enseñamos y al mismo tiempo aprendemos de cada experiencia con los alumnos. Tendríais que escucharlos hablar sobre sus conocimientos micológicos, sus prácticas pesqueras o los encuentros inesperados con culebras, ranas, corzos, cigüeñas negras… Incluso un “bichólogo” avanzado para su edad explicó a sus compañeros cómo logran los vencejos dormir en el aire. Sin embargo, esta es una gran excepción, ya que son pocos los que logran reconocer a un mirlo común o una paloma torcaz.

Mila en una de las charlas en el IES Mariano Quintanilla.
El Valle del Clamores (Hontanilla).

El trabajo dentro de las aulas es imprescindible, pero tratándose de enseñar la naturaleza qué mejor que hacerlo al aire libre. Por lo que este año hemos ido un paso más allá, realizando sendas por el valle que el río Clamores forma a su paso por el centro de Segovia. Con la caída de la hoja, las aves invernantes quedan al descubierto siendo más perceptibles para los chicos. Así, hemos podido disfrutar de mirlos, petirrojos, chochines, currucas capirotadas, palomas torcaces y bravías, milanos reales, buitres leonados, grajillas, estorninos y, cómo no, la chova piquirroja (la mascota de Segovia).
¡Comenzando la ruta!
A la cola del telescopio en la parada final (mirador de la muralla) // Alumna observando un par de grajillas.
Conclusiones finales y dudas.
También aprovechamos para hablar de cantos, indicios de presencia de los animales, propiedades de las plantas (sauco, escaramujo, ortiga…) y de las actuaciones que se han llevado a cabo en los mechinales de la muralla para evitar el anidamiento de las palomas bravías. Por último, siempre les animamos a participar en las actividades de nuestro Grupo Local: la campaña de protección del aguilucho cenizo, el censo invernal de milano real, las jornadas por el día de las aves etc.

Finalizamos las jornadas de este curso muy satisfechos por el interés general de los alumnos y profesores. Felicitando a estos últimos por la admirable labor que desempeñan día a día. 



Hasta la próxima.

Marina Sanz

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy buena iniciativa :)